5 errores de belleza que podemos hacer

Cuando empezamos a cuidar nuestra piel, sin importar la edad, es muy fácil cometer errores que no nos permiten lograr lo que queremos ni lo que estamos buscando. Encontrar nuestra rutina ideal de cuidado de la piel puede tomarnos tiempo y en la mayoría de los casos, al no ser expertos en el tema, es fácil cometer errores. La gran mayoría de las veces terminamos descubriendo los productos que de verdad nos funcionan mientras ensayamos y ensayamos, encontrando que unos lo hacen y otros no.

En el post de hoy, queremos compartir con ustedes los cinco errores más comunes en el cuidado de la piel. Nos dimos la tarea definirlos para tenerlos muy claros y evitarlos siempre. Hoy los queremos compartir con ustedes y los más comunes son:

1).

No conocer nuestro tipo de piel:

Conocernos es tan importante como identificar cuáles productos nos hacen bien. Saber si nuestro tipo de piel es mixto, graso o seco es para nosotras el punto de partida mientras diseñamos nuestra rutina de belleza. Además, existen productos indicados para cada uno, y si no tenemos claro el nuestro, los estaremos eligiendo mal.

Nosotras por ejemplo, nos lavamos la cara con la Luna Fofo de Foreo que nos encanta porque funciona con una app que nos personaliza e indica la rutina desde nuestro celular. ¿Cómo lo hace? Cuenta con unos sensores que la hacen inteligente pues identifica las necesidades puntuales de nuestra piel mientras diseña la rutina de lavado ideal para ti. Nos gusta la Luna Fofo porque es totalmente personalizada para nuestras necesidades. Como saben, el estado de nuestra piel cambia constantemente por factores externos como el clima, el sueño, la alimentación, los viajes y, al todos los anteriores estar cambiando en nuestra rutina, nos da mucha tranquilidad saber que igual estamos cuidando bien nuestra piel tal como ella lo necesita. Lo mejor de todo es que es súper fácil utilizarla todos los días y más aún, cuando queremos ajustarla. Nosotras lo hacemos cada dos meses promedio porque sabemos que nuestra piel esta cambiando y que hay factores externos que la afectan y alteran. Los viajes, el clima, la polusión, el estrés, etc… hacen que nuestra piel se resienta y por eso es que lo ajustamos para tener una rutina que se adapte a nuestras necesidades puntuales del momento.

Haz click AQUÍ para mostrarte cómo lo hacemos nosotras

2).

 No desmaquillarnos en la noche:

Es tal vez uno de los errores más comunes y que más daño le hace a nuestra piel pues los poros se bloquean y la piel no puede regenerarse durante la noche haciendo que se vea opaca y cansada.

3).

No lavarnos la cara antes de dormir:

Con mucha agua y jabón es un de los pasos más importantes de toda la rutina de cuidado de la piel. Al hacerlo, estaremos eliminando todas las bacterias que hemos acumulado durante el día.

Desde hace un par de años, tanto en la mañana como en la noche, nos lavamos la cara con la Luna Mini2 de Foreo, y últimamente con la Luna FoFo, como ya les contamos. Nos gusta mucho porque es un cepillo suave que nos ayuda a hacer un lavado intenso y profundo para de verdad limpiar nuestra piel.

4).

No utilizar protector solar:

Alguna vez la dermatóloga nos dijo que el antisolar era el mejor anti-edad que existía. No sólo para evitar los signos de envejecimiento sino también para la salud de nuestra piel. Es vital usarlo todos los días sin falta y en los días de sol, aplicarlo varias veces.

5).

No dejar actuar cada producto:

En las mañanas o en las noches, cuando estamos realizando nuestra rutina de belleza, no tengas afán. Es muy importante darle el tiempo de acción y absorción a cada producto. Nosotras usamos serúm de vitamina C, contorno de ojos, hidratante y luego el antisolar.

¡Esperamos que les guste y que lo disfruten!


Older Post Newer Post