Nuestra Rutina Con LunaMini2

Cuando hablamos de “rutina de belleza” se nos vienen a la cabeza muchos recuerdos de cómo comenzó a ser para nosotras, y desde hace muchos años, un paso imperdible en nuestro día a día. Todo empezó cuando, siendo unas niñas estudiando en el colegio, nos volvimos las mejores amigas del protector solar. Cuando llegamos a la adolescencia, a éste, se le sumó un nuevo amigo: el jabón para lavarnos la cara y por varios años estuvieron juntos en todas nuestras mañanas. Hace un tiempo, quisimos empezar a cuidar nuestra piel de una manera más profunda y completa para evitar el envejecimiento prematuro y fue así como el serum de vitamina C + un hidratante + una crema de contorno de ojos se sumaron a nuestra rutina.

Somos muy afortunadas de tener una piel saludable y que responde de la mejor manera a todos y cada uno de los productos que utilizamos en nuestra rutina de cuidado y belleza. En el camino de descubrir cuales son los productos que más nos gustan, con cuales sentimos que de verdad estamos consiguiendo los resultados que buscamos para conseguir una piel suave, saludable, fresca e hidratada mientras evitamos el envejecimiento prematuro; hemos encontrado algunos complementos que hacen su tarea para que la rutina esté completa y sea aún mucho más efectiva y exitosa.

Fue así como conocimos a uno de nuestros compañeros de todas las mañanas y las noches: El Luna Mini 2 de Foreo. Un cepillo de silicona especialmente diseñado para lavar la cara que logra una limpieza profunda mientras nos deja la piel suave y saludable. Lo que más nos gusta de él y de lo que hace, es que ayuda y permite una mejor absorción de los diferentes productos que hacen parte de nuestra rutina. Desde que lo usamos, sentimos que nos dura mucho más el maquillaje, aparte de cómo se nos ve y cómo sentimos nuestra piel. Lo mejor de todo es que es divino, fácil de llevar a todas partes y con una batería súper duradera por lo que no hay necesidad de estarlo cargando constantemente. ¿Ya lo conocen? ¡Las invitamos a probarlo!

Además, para que una limpieza sea profunda, como siempre queremos que sea, tenemos varios tips importantes que hoy queremos compartir con ustedes y que, al tenerlos presentes día tras día, nos ayudan a conseguir una piel limpia y fresca. Estos son:

  1. Al limpiar la cara, debemos tener especial cuidado con el contorno de los ojos, pues la piel de esta zona es extremadamente frágil y sensible, por lo que no hay que estirar en exceso o utilizar mucha fuerza.
  2. Nos gusta usar agua tibia para hacer la limpieza pero, para el aclarado final, preferimos agua fría porque ayuda a cerrar los poros. Al secar la piel, lo hacemos con suaves golpecitos por toda la cara sin necesidad de apretar fuertemente.
  3. Para finalizar una buena limpieza facial, debemos seguir con una rutina de cuidado e hidratación, como la que ya les mencionamos ahora. Lo más importante siempre es que sea con los productos correctos y adecuados para el tipo de tu piel.
  4. En cuanto salimos de la ducha nos gusta seguir, lo más pronto posible, con la rutina de hidratación y cuidado porque así aprovechamos que los poros están aún abiertos por el contacto con el agua, logrando una mejor absorción de los productos.

¡Esperamos que les gusten nuestros tips y que hagan de la rutina de cuidado y belleza una actividad infaltable en su día a día!


Older Post Newer Post